DEYNIS FIGUEROA #MeCuadroConEllas

/
/
773 Views

Deynis Figueroa había madrugado para conseguir algo de comida para sus hijos. Estaba en la fila junto a su hermana y otras mujeres, esperando para adquirir dos paquetes de harina y uno de pasta. De pronto, llegaron unos funcionarios de la Guardia Nacional y sacaron dela cola a su hermana. Cuando Deynis se quejó, se la llevaron a hacerle compañía. Las subieron en un convoy junto a otras mujeres. Una señora argumentó que no podía ir presa porque tenía un niño de meses. Uno de los guardias reaccionó lanzándola del convoy. Hicieron lo mismo con todas las que iban en la unidad, incluida Deynis, quien se desmayó desde el momento en que cayó al pavimento. Recobró la consciencia en el hospital. Su hermana estaba allí también, ensangrentada y vomitando sangre. Los guardias que las lanzaron trancaron el paso para que nadie pudiera ayudarlas. A los que intentaron acercarse les lanzaron perdigonazos. Cuando finalmente las socorrieron, los funcionarios gritaban: “Que se mueran esas malditas bachaqueras”. La historia de Deynis forma parte de nuestra campaña #MeCuadroConEllas.