Sistema y protocolos generales de actuación Foro Penal Venezolano

1) RECEPCIÓN DE DENUNCIAS

La actuación gratuita de los abogados del FPV comienza con la recepción de la correspondiente denuncia sobre una violación a los DDHH o de una detención arbitraria en nuestro Centro de Recepción de Denuncias, que está habilitado las 24 horas de los 365 días del año. Las denuncias, a nivel nacional, se reciben de tres maneras:

  1. A través de nuestras tres líneas telefónicas: 0414-2694287, 0412-5568211 y 0412-5568212
  2. Vía correo electrónico, a través de dos direcciones que se monitorean continuamente, que son [email protected] y [email protected]
  3. A través del formato especialmente habilitado en nuestra página web: Formulario Contacto

Para garantizar la veracidad de la información recibida, y a los efectos de establecer contacto directo con quienes requieran la asistencia de nuestro equipo de abogados, el FPV no procesa denuncias o solicitudes hechas a través de las redes sociales.

Las redes sociales (Twitter: @porhumanidad y Facebook: Foro Penal Venezolano ) son utilizadas por el FPV como mecanismos de difusión de información, no como herramientas de captación de solicitudes de asistencia.

2) VERIFICACIONES PREVIAS

Una vez recibida la denuncia se le solicitan al interesado sus datos de identificación completos y se le pide que narre de manera breve los hechos que motivan su solicitud.

No procesamos denuncias anónimas, las denuncias hechas por menores de edad que no sean corroboradas y ratificadas por sus representantes legales, las de personas que se nieguen a darnos a conocer su identidad, ni las de personas cuyos datos de identificación no coincidan con los que contiene la base de datos pública del Consejo Nacional Electoral (www.cne.gob.ve).

En los casos en los que el directamente afectado por una violación a sus derechos humanos o la víctima de una detención arbitraria no pueda formular por sí mismo la petición de apoyo legal gratuito, se exige que la persona que formule la denuncia o solicitud sea familiar directo de la víctima o del detenido, y que autorice expresamente a los abogados que sean designados por el FPV en su caso para asumir su defensa tramitar la causa. Hasta que esta autorización no se emite expresamente, o hasta que el detenido o interesado no designa formalmente a cualquier voluntario del FPV como su defensor o su abogado, el FPV no interviene en la causa.

3) EVALUACIÓN Y ASIGNACIÓN NACIONAL DE LAS CAUSAS

Cumplidos los pasos anteriores, la denuncia o solicitud de apoyo legal gratuito es sometida de inmediato a la consideración de los abogados que integran la Junta Directiva nacional, a saber, Alfredo Romero Mendoza, Gonzalo Himiob Santomé y Alonso Medina Roa.

En este momento se evalúan los hechos y se determina si el caso sometido al FPV constituye, a título preliminar, una violación grave a los derechos humanos de la víctima o una detención arbitraria. En caso afirmativo, la directiva del FPV se pone en inmediato contacto con el Coordinador Regional al que, por el territorio, le competa la atención directa del caso. Desde ese momento la causa le es formalmente asignada a cada Coordinación Regional, y se facilitan al solicitante los datos de contacto directo con los respectivos Coordinadores Regionales o con los abogados de sus equipos de trabajo locales que sean designados por éstos para atender cada causa.

También se notifica de inmediato al Coordinador Nacional de Defensores Activos (activistas no abogados), para que movilice a los activistas del estado o región a la que corresponda la causa para brindar a los familiares y allegados de las víctimas o de los detenidos cualquier apoyo logístico, no legal, que pudieran requerir.

Es importante destacar que todo este proceso se da de manera inmediata, a los efectos de lo cual la Coordinación de Información del FPV, los miembros de la Junta Directiva del FPV y los Coordinadores Regionales de cada estado se mantienen de guardia y a la disposición de Centro de Denuncias de manera permanente.

A petición del interesado o de los Coordinadores Regionales, cualquiera de los abogados que integran la Junta Directiva nacional pueden integrar el equipo de defensa legal del interesado, tanto a nivel nacional como a nivel internacional.

4) ASIGNACIÓN REGIONAL DE LAS CAUSAS

Una vez que el Coordinador Regional es notificado de la asignación de la causa, de inmediato se le pone en contacto con los denunciantes o peticionarios. Una vez que se determina la naturaleza precisa de la asistencia solicitada, se analizan las opciones legales y se establece el curso preliminar de acción. En ese momento, cada Coordinador Regional designa a los miembros de su equipo que trabajarán en la defensa asignada, sea de manera conjunta con ellos o con los miembros de la Junta Directiva nacional, o de manera independiente, bajo la coordinación y supervisión del Coordinador Regional y de la Junta Directiva del FPV. La asistencia que prestan los voluntarios del FPV en todo el país, reiteramos, es gratuita.

Normalmente, en los casos de detenciones arbitrarias, el trabajo legal local se reparte entre tres abogados, dado que el Código Orgánico Procesal Penal (COPP) venezolano (Art. 141) impone ese número máximo de defensores por cada investigado, imputado, acusado o procesado. Estos pueden servirse además de asistentes no profesionales y, si el caso lo amerita, también se designa un representante legal internacional

 

  1. Un abogado senior, que puede ser el Coordinador Regional o no, especialista en ciencias penales y criminológicas o procesalista de reconocida trayectoria local, coordinador de la defensa y de la estrategia general, que asume la responsabilidad sobre la causa y está encargado, en conjunto con los abogados de la Junta Directiva nacional, de la elaboración del plan específico de asistencia legal, de las comunicaciones con las instituciones locales (Fiscalía, Defensoría del Pueblo, Tribunales, y, previa la autorización de la Junta Directiva, con los medios de comunicación nacionales). También se encarga de elaborar y de suscribir los reportes periódicos sobre los avances del caso y gestiones realizadas a la Junta Directiva o, si corresponde, a la Coordinación Regional.
  2. Al menos dos abogados asistentes. Preferiblemente también especialistas en ciencias penales y criminológicas o procesalistas, o cursantes de dichas especializaciones, que se ocupan, a instancias y siguiendo las instrucciones del abogado senior, coordinador general de la defensa, de las gestiones diarias ante las autoridades judiciales, fiscales, penitenciarias, policiales, del Ministerio Público o de la Defensoría del Pueblo.
  3. Asistentes no profesionales. En algunos casos, se pueden designar pasantes, estudiantes de derecho, como asistentes no profesionales (Art. 149, COPP) para que contribuyan con la revisión diaria de los expedientes, tanto en la Fiscalía como ante los Tribunales.
  4. APARTE ESPECIAL. Representante internacional. En algunos casos, la causa puede ser denunciada a instancias internacionales, tales como la ONU o la CIDH. En estos casos, además del equipo de defensa local, puede designarse un representante legal internacional, a los efectos de que éste sea el responsable de tales acciones a nombre de las víctimas de violaciones a los DDHH o de detenciones arbitrarias. A despecho de que puede estar integrada por los abogados locales, en la función de la representación internacional siempre se designa a alguno de los miembros de la Junta Directiva nacional del FPV.

5) EQUIPOS DE TRABAJO LEGAL

Los equipos de trabajo legal, con los correspondientes perfiles de los abogados senior y abogados asistentes en cada región, se articulan en cada causa conforme a lo establecido en los párrafos anteriores. La identidad de todos nuestros abogados, así como sus perfiles y calificaciones, pueden ser obtenidos según cada estado de Venezuela en la sección EQUIPO FPV