El régimen venezolano utiliza la represión «para intimidar» a la oposición

/
/
143 Views
El régimen venezolano utiliza la represión «para intimidar» a la oposición

A 40 días de las elecciones, aumenta el número de opositores detenidos por Maduro. Según Foro Penal, en 2024 ningún preso político ha accedido a un abogado privado

 

Ester Medina 1 de Julio de 2024

Simpatizantes del bloque opositor en una manifestación en Caracas el 13 de junio. Foto: EFE /Miguel Gutiérrez

 

«La represión es la fórmula que está utilizando el régimen venezolano para mantener el control del poder». Son palabras de Alfredo Romero, director de la ONG Foro Penal, que lleva más de 22 años representando a víctimas de la represión en Venezuela y que une su voz a la de otras organizaciones que han denunciado la persecución y el encarcelamiento de todo aquel que se opone al régimen del presidente Maduro.

El incesante goteo de detenciones arbitrarias en el país no cesa, e incluso se incrementa. En los últimos días se han producido nuevos arrestos, esta vez a cinco personas de la oposición venezolana: Juan Iriarte, coordinador regional del partido opositor Vente Venezuela; el coordinador juvenil del mismo partido, Javier Cisneros, y un periodista de su equipo de comunicación, Gabriel González. También han sido detenidos el activista Jean Carlos Rivas, de 19 años y militante del partido Voluntad Popular, y el periodista Luis López, todos ellos acusados de «promover el odio» y declarados, en un primer momento, como desaparecidos al no haber constancia de su arresto oficial.

El proceso que está viviendo Venezuela de cara a las próximas elecciones presidenciales del 27 de julio está provocando más movilizaciones políticas y levantamientos populares, algo que, según Romero, hará que «la represión aumente conforme se acerquen los comicios y suba la tensión en las calles».

 

En cifras

15.841 personas han sido detenidas por motivos políticos en Venezuela desde 2014.

282 presos políticos hay actualmente en las cárceles venezolanas.

12.000 detenidos han sido atendidos gratuitamente por la ONG Foro Penal.

 

En abril, todo el bloque opositor eligió al diplomático Edmundo González como principal rival de Maduro en las urnas, y hace unas semanas, en un acto, la líder opositora María Corina Machado, afirmó que a 40 días de la votación «el régimen está nervioso, con un grado de desesperación muy claro y cometiendo errores». Estos últimos encarcelados son solo un ejemplo reciente de las más de 15.000 detenciones políticas que se han registrado en el país desde el año 2014. Romero va más allá y apunta a que «la represión que se está ejerciendo en Venezuela se enseña y se muestra públicamente sin respeto porque es la fórmula del Gobierno para intimidar».

«Cuando hablamos de represión no hablamos exclusivamente de detenciones, sino también de torturas y desapariciones», apunta el director, que atiende a este semanario directamente desde Venezuela. Destaca que lo que caracteriza este año es la prohibición al derecho básico de la defensa: «Desde enero, ningún encarcelado por motivos políticos en el país ha podido elegir un abogado privado e independiente para que le defienda», lo cual hace muy difícil saber las razones por las que son acusados y hace que el proceso judicial sea mucho más opaco. Según las cifras actualizadas de su asociación, hoy en día se encuentran en las cárceles venezolanas 282 presos políticos, entre líderes opositores, activistas, periodistas y militares arrestados por manifestar públicamente su desacuerdo con el Gobierno.

 

«Una estrategia descarada»

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) no ha dejado de insistir en que «el único camino posible para solucionar los problemas del país es un diálogo sincero, honesto y constructivo». Así lo expresa Mariano José Parra, arzobispo emérito de Santa Ana de Coro y presidente del Consejo Asesor Nacional de Pastoral. En conversación con Alfa y Omega, define la situación actual como «muy crítica» y de «gran incertidumbre», porque «la gente tiene miedo de que el Gobierno trame algo que entorpezca las elecciones».

En reiteradas ocasiones, el presidente de la CEV, Jesús González de Zárate, ha llamado al «cese de la persecución a quien piensa distinto, de las violaciones de los derechos como mecanismo de control político, y de la inhabilitación como medio de exclusión». También ha pedido no olvidar los verdaderos sufrimientos del pueblo venezolano en materia de salud, pobreza, bajos salarios o escasa alimentación.

Mariano Parra no duda en afirmar que «por parte del Gobierno existe una persecución clara contra los candidatos de la oposición unitaria y que cada persona que apoye a la oposición es perseguida. Mientras que algunos son encarcelados, a otros les aplican medidas económicas en contra de sus negocios o empresas». Todo esto, según el prelado, responde a una «estrategia muy clara y descarada: que no haya oposición real».

En julio se reunirá la Asamblea Ordinaria del episcopado para emitir una exhortación cuyos temas centrales serán la situación del país y las próximas elecciones, algo para lo cual ya ha comenzado una consulta entre los obispos.

 

 

Ver noticia aquí:

 

Alfa y Omega