“Después de 4 navidades, tenerlo en casa sería el mejor regalo”

/
/
1183 Views

2017 ha sido el año con más presos políticos en las festividades decembrinas, indicó el Foro Penal.  El deseo de 268 familias es la libertad.

Foro Penal

Sus vidas cambiaron desde el momento en que supieron que su familiar estaba en manos de la justicia venezolana. Las festividades dejaron de ser especiales. La cárcel empañó la luz y la alegría de las fiestas decembrinas en cada hogar de los 268 presos políticos ­según el registro del Foro Penal­ que en víspera de Navidad esperan su libertad.

«Esa cantidad de nunca existió en ninguna Navidad ni Año Nuevo. Este ha sido el año con mayor número de presos políticos en la historia democrática del país», afirmó Alfredo Romero, director ejecutivo del Foro Penal.

Para algunos hogares es la primera vez que tendrán un 24 y 31 de diciembre en el que el único deseo será que su familiar salga de las deplorables condiciones de reclusión y regrese a casa.

Iralis Contreras dijo que es la primera Navidad sin Manuel Cotiz, su hijo menor y el único que está en el país. «Es el primer año que no estaremos juntos. Siento impotencia al no poder hacer nada por su libertad y de ver cómo aquí no hay derechos», expresó.

El joven de 21 años de edad estuvo preso por protestar en 2014. Fue procesado en libertad. Este año, a pocos días de concluir el caso, lo detuvieron nuevamente. Desde el 9 de mayo se encuentra en la cárcel de Ramo Verde.

«Le sembraron una granada y lo culpan de sustracción de arma. Mi hijo es estudiante de Derecho. Fue presentado y privado de libertad sin ninguna prueba», denunció Contreras. Aseguró que solo piensa en él y le preocupa las condiciones en las que permanece detenido.

Romero advirtió que el estado de reclusión de los presos políticos ha empeorado. «La atención médica no existe en muchos casos, las condiciones de salubridad son terribles», refirió.

Aunque han pasado siete meses, Manuel Cotiz no ha tenido la audiencia preliminar. Así como él son muchos los casos que se encuentran en el limbo jurídico. Eso ha hecho que el único deseo de Milagros Lugo sea que se desarrolle la audiencia preliminar ­que ha sido diferida 18 veces­ para determinar si su hijo Jheremy Bastardo cometió el delito del que lo acusan (homicidio en grado de frustración) y que vuelva a casa.

Por segunda vez en la cena navideña habrá una silla vacía, la del estudiante de 19 años de edad que está preso desde 2016 en el Rodeo II.

«Otros años, en estos días ya teníamos organizado lo que íbamos a hacer. Ahora no, no tenemos ningún entusiasmo.

No es fácil esta separación a la fuerza. Soy la única que lo puede visitar ­una vez al mes­ y en ese momentico soy feliz», expresó Lugo.

Hogares fracturados

En el Sebin del Helicoide están los 18 presos políticos que tienen boleta de excarcelación. Sus padres, hijos y demás parientes esperan por reencontrarse, pero pese a estar exentos de culpas los mantienen encarcelados.

«Después de cuatro navidades sin él, tenerlo en casa sería el mejor regalo», manifestó Yris Azocar, madre de Víctor Ugas, quien fue acusado de uso indebido de imágenes y delitos informáticos.

Aseguró que desde hace cuatro años la tristeza es la protagonista de las de las festividades familiares. «Con el encarcelamiento de mi hijo, la Navidad se me escondió. Bajamos la cara cuando vemos el arbolito», expresó.

Denunció que se encuentra en un estado de indefensión debido a que ha agotado las instancias nacionales competentes exigiendo justicia para su hijo, pero no ha habido respuesta. «Me siento atada y sesgada del amor de madre e impotente ante la incertidumbre de saber cuál paso dar para llegar a la puerta que abre la libertad de mi hijo», señaló.

Ese sentimiento lo comparte María Alejandra Rivera, esposa del concejal de San Cristóbal José Vicente García, quien el 20 de diciembre cumplió un año con la boleta de libertad.

«Tratamos de que nuestro hijo tenga una Navidad feliz como cualquier otro niño, pero es feo porque su papá no está. Estas cosas no debería vivirla ningún niño», explicó.

Su esperanza, al igual que la del resto, es que los carceleros «tengan un acto de nobleza por la familia venezolana» y que cumplan con las órdenes de los jueces. «Hay cientos de familias separadas. Estamos en épocas de paz y de unión, dejen de cometer estas injusticias», pidió.

Por RAFAEL LEÓN @RLEON_9

http://www.el-nacional.com/noticias/presos-politicos/despues-navidades-tenerlo-casa-seria-mejor-regalo_216498